La experiencia de Cristo en Ignacio de Loyola

Espiritualidad Pastoral educativa
Recurso disponible en:

Detalles


Título
La experiencia de Cristo en Ignacio de Loyola
Tipo de contenido
Capítulo Libro
Lenguaje
Español
Descripción
Capítulo del Libro Decir...al "Indecible". Estudio sobre los Ejercicios de San Ignacio. Colección Manresa nº 20. ¿Qué dice Ignacio de Jesús? ¿quién es Jesús para Ignacio? Desde la convalecencia de Loyola le sorprende y le seduce el Cristo servidor. Ignacio le descubre plenamente como a su Dios, Uno de la Trinidad, «Eterno Señor de todas las cosas», que obra y trabaja en todas ellas, unido con el Espíritu y con el Padre. Viviendo bajo el Espíritu, se experimenta llevado y conducido por Él a Jesucristo y a la Iglesia inseparablemente. Se moverá en una cristología de lo visible. Y caminará sumergiéndose en lo concreto del seguimiento de Cristo con el corazón proyectado al infinito de Dios. Esponjado por «lo máximo», y viviendo «lo mínimo». En la selección de «misterios» de sus Ejercicios se revela aprendiendo a caminar y caminando con el Cristo que sube a Jerusalén, el Cristo de la Pascua, el Pantocrátor, que ha elegido, por amor, ser llevado a la cruz. Este amor «loco» de Dios por el hombre, contemplado en el Hijo, pone a Ignacio definitivamente en la perspectiva de elegir lo que Cristo ha elegido, la «sabiduría» de Dios, que es, desde el mundo, «locura». Como compañero de Jesús, se une a Él viviendo las «elecciones» que Cristo ha hecho para colaborar con Él en salvar al mundo. «Anunciar la Buena Noticia de la gloria de la Trinidad (…) significa asumir, en seguimiento de Uno de la Trinidad, el Evangelio del amor que se mide en la cruz». En la perspectiva de este centro, «en medio», del Verbo encarnado crucificado-resucitado, que es «Todo mi Dios»,1 da Ignacio su respuesta a la pregunta inicial: -Y tú, ¿quién dices que soy yo?
Niveles Educativos
Editor / Publicador
Mensajero - Sal Terrae
País
España
Fecha de publicación
1999