Centro Virtual de Pedagogía Ignaciana

Propuestas para inspirar y dinamizar
procesos educativos transformadores

 
Selecciones Abr/May 2021: "La fraternidad y amistad social en la educación jesuita"
El tema de la fraternidad y amistad social está en el corazón del mensaje sobre el Pacto Educativo Global que ha propuesto el papa Francisco, y que profundiza en su encíclica Fratelli tutti; también está en las raíces de la espiritualidad ignaciana que caracteriza nuestras instituciones educativas.


"La fraternidad y amistad social en la educación jesuita"

Boletín Nº 66 – Número Especial

Descargar el Boletín en pdf


El tema de la fraternidad y amistad social está en el corazón del mensaje sobre el Pacto Educativo Global que ha propuesto el papa Francisco, y que profundiza en su encíclica Fratelli tutti; también el tema está en las raíces de la espiritualidad ignaciana asumido, de modo cada vez más explícito y creativo, en las propuestas curriculares y en las prácticas pedagógicas de nuestras redes educativas.  

Este número del Boletín del Centro Virtual de Pedagogía Ignaciana tiene un carácter muy especial. Para su preparación, se ha pedido el aporte de académicos, investigadores, directivos, educadores, estudiantes y jóvenes egresados de instituciones pertenecientes a la AUSJAL, la FLACSI y la Federación Internacional de Fe y Alegría, con análisis sobre la educación de la fraternidad y la amistad social en su deber ser y en su práctica, relatos de experiencias pedagógicas y reflexiones de vivencias personales sobre planteamientos de Francisco en el Pacto Educativo Global y en su encíclica Fratelli tutti. Así, podemos ofrecer una compilación, a modo de libro electrónico, con 53 artículos originales que reflejan una gran riqueza y variedad de perspectivas sobre el tema pero, sobre todo, el Amor esperanzado que invita y moviliza a la transformación social, en la diversidad de las obras educativas de la Compañía de Jesús.

Como marco introductorio, desde la CPAL, el P. Luiz Fernando Klein S.J., Delegado de Educación y Coordinador de EduRed, nos aporta la publicación titulada Papa Francisco: La Nueva Educación y el Pacto Educativo Global” (versión en portugués). En ella nos ofrece un análisis del pensamiento educativo del Papa, organizado en las principales “ideas fuerza” de su pensamiento; de esa manera destaca tanto la amplitud conceptual y vigencia sociopolítica de su magisterio, como la audacia de su llamado a centrar en la educación el esfuerzo común para transformar el mundo en que vivimos. La fraternidad es la categoría cultural que funda y guía paradigmáticamente el pontificado de Francisco; introducirla en los procesos educativos, como sugiere en su mensaje, significa reconocerla como un dato antropológico de base.

I.     Artículos escritos por académicos e investigadores de universidades de la AUSJAL

1.       Aurora Zarzosa Parcero, de la Universidad Iberoamericana Cd. de México, en “Nuestra misión: liberar la libertad”, nos propone una lectura reflexiva y en oración contemplativa del texto de la Fratelli tutii, siguiendo la experiencia de los EE, pues en esta encíclica Francisco nos confronta a mirarnos, a darnos cuenta y reconocer si de algún modo y medida estamos participando de la violencia que somete y hiere cruelmente a tantas personas; para escuchar la invitación, dentro de nosotros mismos, a revalorar en discernimiento, con libertad liberada, lo que podemos y queremos hacer ante ello.

2.       Esteban Ocampo Flórez, de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, en “Educación en y para la fraternidad: una apuesta de la educación superior jesuita”, considera que hoy día las universidades de la Compañía procuran constituirse, de manera explícita y consciente, en instituciones para las cuales la fraternidad es su manera proceder y un propósito a alcanzar. En este sentido, nos ofrece sus reflexiones sobre enfoques pedagógicos que contribuyen a la construcción del “nosotros”, y desarrolla sobre ocho aspectos que una institución universitaria debería cuidar, para facilitar el desarrollo de la fraternidad como un “compromiso de afectación”.

3.       Manuel A. Silva de la Rosa, de la Universidad Iberoamericana-Puebla, en “Claves para pensar una universidad de la fraternidad”, explica que se trata de un tema necesario para poder generar una conciencia del ser y el que hacer de una universidad jesuita y expone dos claves para ello: aprender a mirar la realidad con honestidad y construir mapas de acogida donde el recibimiento, la reciprocidad y las alianzas sean elementos centrales. Finaliza con una reflexión para seguir cultivando la creatividad educativa en tiempos donde el mundo digitalizado está imperando desde una lógica individualizada.

4.       Roberto Alonso, de la Universidad Iberoamericana-Puebla, en “Formar en “cuidadanía” para habilitar la buena política y construir amistad social”, engarza la convocatoria del Pacto Educativo Global y los ecos de Fratelli tutti, con ayuda de la noción de “cuidadanía”, frente al concepto tradicional de “ciudadanía”, para reflexionar sobre un nuevo enfoque formativo en la universidad y derroteros para articular la fraternidad universal y la paz social por vía de la “buena política”, donde los cuidados que brotan del reconocimiento de la vulnerabilidad del otro han de ponerse al centro.

5.       Dante Aragón Moreno, de la Universidad Iberoamericana Cd. de México-Tijuana, en “Pensar la crisis de la crisis desde la universidad en crisis”, nos dice que el problema de la universidad como espacio radica en que también se encuentra en crisis, pero se pueden encontrar las potencias imaginativas y críticas para aportar a la construcción de un mundo alternativo. Al respecto, expone algunas pautas, entre ellas: la de hacerse cargo, cargar y encargarse del mundo, con todas sus posibilidades, ausencias y fisuras; y ralentizar el paso universitario de la productividad eficiente y bien evaluada, para aprender a habitar la duda, a través de la experimentación intelectual y la rigurosa lectura de la realidad.

6.       José Abel de Sousa S.J. y Maurício Fernandes Vieira, de la Pontificia Universidad Católica-Río, en “A Universidade Católica e a solidariedade humana”, analizan el papel de una universidad con identidad católica desde lo planteado en Fratelli tutti, para luego explorar estrategias pedagógicas que promuevan una educación de la solidaridad no configurada como un mero proceso cognitivo e intelectual, que sea a través del corazón y los afectos, en una escucha atenta del otro, y en el encuentro deseoso de una Casa Común donde imperen la paz y la justicia social.

7.       Gustavo Severo de Borba, Isa Mara da Rosa Alves y Sérgio Educado Mariucci, de la Universidade do Vale do Rio dos Sinos – UNISINOS, en “Fraternidade e amizade social no currículo da graduação-Unisinos como prática do design estratégico”, informan sobre la experiencia de la reestructuración e implementación del currículo de humanidades con la creación de Actividades Académicas enfocadas al desarrollo de Colaboración, Liderazgo, Protagonismo e Interacción, y explican cómo la amistad social y la fraternidad dialogan con los propósitos de este plan de estudios, promoviendo un cambio de paradigma en la comprensión de la propia carrera profesional del alumno.

8.      Jenny Mori León rsj., de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, Perú, en ”Nuestras vidas tejidas por una misma historia y un mismo sueño”, relata las experiencias de solidaridad emprendidas desde la pastoral universitaria en el contexto de la pandemia; en particular, da cuenta de la iniciativa “Voluntariado Escolar Virtual” para el apoyo a escolares de Fe y Alegría con estudiantes de la UARM, demostrando que la compasión, la escucha y el compromiso pueden hacer que la formación humana y profesional contribuyan con la construcción de un mundo más fraterno, solidario y esperanzador.

9.       Juan Miguel Escaño, Instituto Politécnico Loyola, Rep. Dominicana, en “Cultivar la fraternidad. Claves desde el Plan Estratégico Institucional”, explica que una de las tácticas que marca este plan se refiere al objetivo de “implementar un modo de proceder centrado en el servicio, el cuidado y la atención de las personas”, fundamentado en el discernimiento, la colaboración y el trabajo en redes solidarias. Para caminar hacia este horizonte, aprecia que se necesita construir una pedagogía de la fraternidad en la gestión, desde lo planteado por Francisco en el nº 180 de la encíclica Fratelli tutti.

 

II.        Artículos desde la mirada y experiencia en colegios pertenecientes a la FLACSI

1.        Ricardo Moscato, exRector Colegio del Salvador, Argentina, en “Raíces ignacianas de una pedagogía de la fraternidad: en lo grande y en lo pequeño”, parte de un análisis de los llamados de Francisco en el Pacto y la Fratelli tutti, como ayuda para profundizar el camino recorrido por nuestras instituciones educativas como espacios para la misión de reconciliación y justicia, con el aporte de una pedagogía de la fraternidad desde nuestro carisma y siguiendo los pasos del PPI, para mirar con profundidad el contexto, revisar nuestras experiencias, reflexionar y provocar acciones, evaluándolas en lo grande de la construcción de una cultura del encuentro y en lo pequeño cotidiano de la práctica educativa.

2.       Enmanuel Sicre S.J., de la Provincia Argentina-Uruguay, en “Hermanos y hermanas, ¿de quiénes? Tres criterios para una fraternidad imposible”, nos propone tres criterios pedagógicos y pastorales para que pensemos cómo acercarnos a la utopía de vivir desde fraternidad humana y sentirla como propia: una pedagogía de linaje abierto para comprendernos, desde una antropología relacional, como humanos más allá de la sangre; una pedagogía de la filiación adoptiva, descubriendo la propia verdad de hijo, a la luz de la verdad de Dios como Padre; y una pedagogía del hermanamiento concreto, que nos vincule a los demás y a las cosas creadas, como lo propone Francisco en la Fratelli tutti.

3.       Lorena Giacomán, de la Provincia Mexicana, en “El profesorado de un colegio ignaciano: Su misión como acompañantes”, explora el papel vital que juega el profesorado como acompañantes en la formación integral, equilibrada y armónica de sus estudiantes. Así, los colegios de México buscan que sus docentes promuevan en el estudiantado la preocupación por la solución de problemas sociales, el cuidado de la Casa Común, el énfasis en un pensamiento crítico y una comunicación interpersonal efectiva, la convivencia ciudadana y las habilidades socioemocionales, entre otras.

4.     Juan M. Montoya Parra, S.J., Rector Colegio Mayor de San Bartolomé, Colombia, en “El sabor de la Fraternidad en los colegios de la Compañía de Jesús”, explica que todas las personas que trabajan en una institución educativa son responsables de la formación de la fraternidad; sin embargo, considera que la vivencia de la fraternidad depende -en gran medida- del modo de proceder del rector en la toma de decisiones y en la manera de establecer relaciones con los demás. Destaca la escucha activa como condición deseable, el trabajo en equipo como elemento clave en la construcción de sueños fraternos comunes y finaliza describiendo los modos de ser que favorecerían la fraternidad.

5.      Rosario Martínez, del Liceo Javier, Guatemala, en “La educación de la fraternidad en el Liceo Javier”, explica que “cuidarnos, respetarnos y hacernos crecer” es el camino concreto trazado en el Liceo para ganar en fraternidad y sororidad, camino que se quiere recorrer con la pedagogía del cuidado en tres direcciones: el cuidado mutuo, a través del acompañamiento escolar, preocupándose del crecimiento humano y las relaciones internas que se desarrollan en el Liceo; cuidado de los más pobres y vulnerables, fomentando la solidaridad tanto hacia afuera como adentro de la institución; y cuidado de la madre tierra que nos cobija y donde vivimos.

6.       Jorge Luiz De Paula S.J, de la Escola Santo Afonso Rodriguez (ESAR), Brasil, en “Educar em meio às adversidades. Escola Santo Afonso Rodriguez, uma missão arraigada na fraternidade”, describe cómo la categoría de fraternidad está presente en la tradición católica y jesuita, para luego destacar el contexto axiológico en el que se inserta la ESAR como institución que acoge con entusiasmo la propuesta del Pacto Educativo Global. En el escrito, establece la relación educación-fraternidad como necesaria para una formación integral que posibilite la construcción de un mundo más justo y solidario, en el que las relaciones estén guiadas por el respeto y el cuidado.

7.       Daniel Figuera S.J., del Colegio San Ignacio, Venezuela, en “El colegio de ayer… el colegio de hoy”, explica la experiencia vivida durante este tiempo de pandemia: cómo los docentes se han fortalecido y los alumnos han aprendido a gestionar su propio aprendizaje, respondiendo responsablemente a las exigencias académicas, aun cuando han tenido que enfrentar el no poder asistir al colegio.

8.       Daniela Iturra, Macarena Rubio y Juan Cristóbal García-Huidobro S.J., de la Red Educacional Ignaciana (REI) de Chile, en “Esfuerzos estructurales de fraternidad: De dos Redes Educativas a una”, describen las diversas dimensiones del desafío de tender puentes entre los colegios pertenecientes a la red FLACSI y los de Fe y Alegría, y el sueño de una “fraternidad estructural institucionalizada”, que promueva un auténtico diálogo social entre realidades educativas que son diametralmente distintas. En este sentido desarrollan tres esfuerzos para salvar las desigualdades: las experiencias o encuentros que convocan a ambos mundos, la dimensión financiera de la red y un mismo equipo central de la REI.

 

III. Artículos escritos por miembros de Fe y Alegría

1.       Maximiliano Koch, S.J., de FyA Argentina y Uruguay, en “Invitaciones de Fratelli tutti a instituciones educativas”, desarrolla tres desafíos -entre muchos otros posibles- que presenta la Encíclica para que los educadores revisemos nuestras prácticas institucionales. Estas invitaciones son: a reconocer nuestra identidad; a promover la centralidad de la ética en la educación; y a promover el diálogo dentro de nuestras instituciones. Concluye que la Fratelli tutti nos invita a reflexionar acerca de tres preguntas esenciales: ¿quiénes somos?, ¿para qué educamos?, ¿qué modos o propuestas pedagógicas debemos promover?, pues quizá sea tiempo de pensar cómo queremos caminar y hacia dónde.

2.       Sergio Von Vacano, de FyA Bolivia, en “La Educación en la fraternidad en la propuesta de Educación Popular de Fe y Alegría”, con una perspectiva histórica y basándose en los documentos institucionales sobre la identidad, misión y planes de desarrollo federativo, explica que FyA ha estado aportando luces y acciones en la búsqueda de la fraternidad humana y en el desarrollo integral sostenible, en 22 países de América, África, Europa y Asia. En consonancia con las inquietudes del Papa, se trabaja para que los centros educativos sean parte de espacios de trabajo más amplios que el de la sola educación, comprometidos en la búsqueda de un nuevo orden social más fraterno y responsable con el entorno.

3.       Rhadaisa Neris Guzmán y Dania Margarita Carmona, de FyA Rep. Dominicana, en “Fe y Alegría Dominicana en movimiento hacia escuelas fraternas”, luego de explicar cómo se entiende la fraternidad en la educación popular, entre otras características, como la apertura a una vida de servicio desde la acción, pasan a describir la implementación de la “Pedagogía del Cuidado y la Reconciliación” (PCR) en los centros del país, con dos funciones fundamentales: formar el ciudadano, sujeto ético capaz de participar y convivir con los otros; y entregar herramientas de desarrollo humano para que cada estudiante construya una vida autónoma y respetuosa del contrato social.

4.       Miriam Cifuentes, de FyA Guatemala, en “Ciudadanía global en solidaridad fraterna”, aprecia que FyA es un movimiento que está en continua transformación y actualización, en búsqueda creativa y permanente para dar respuesta a los desafíos que plantea la realidad vulnerable con la que se encuentra a diario; acepta el reto de desarrollar en los estudiantes la capacidad de asombro, de la pregunta crítica y de la respuesta propositiva; induce y estimula a los equipos de maestros-as populares para que se formen en comunidades de aprendizaje y se comprometan con una educación que estimula las destrezas ciudadanas para vivir con esperanza y en solidaridad fraterna.

5.       Lucila Cerrillo, Líder de la Iniciativa de Género de la FIFYA, en “Metodología TransformAcción en clave de igualdad y paz”, nos dice que el propósito de la metodología es motivar ejercicios de reflexión, a partir de preguntas generadoras, que develen las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres. En el texto propone dos guías para la reflexión del tema por parte de los lectores-educadores, una que trata la importancia de la dimensión socio-afectiva en las relaciones pedagógicas y, la otra, sobre las relaciones desde la mirada de género.

6.       Carlos Paillacho, de FyA Ecuador, en “El reto de educar en contextos de pandemia”, relata su experiencia como acompañante pedagógico durante la pandemia, en contextos de pobreza y difícil acceso a internet, resaltando cómo desde su vocación, espíritu fraterno y compromiso, los docentes encontraron alternativas pedagógicas para llegar a sus estudiantes y alentar el apoyo de las familias.

7.    Juan Pedro Socop, de FyA Guatemala, en “Konojel oj k´achalal”, frase que significa “Todos somos hermanos” en el idioma quiché, reflexiona sobre la fraternidad en las comunidades rurales donde trabaja. Considera que la fraternidad debe ser el motor que dinamice el diario vivir, para construir sociedades justas, solidarias, conscientes de la realidad del otro para compartir la vida.

8.     José Joj Tzoy, de FyA Guatemala, en “Modelo de educación que responde a un contexto específico”, describe la experiencia del “Protagonismo Juvenil Organizado” (PJO), un modelo educativo con acciones que contribuyen a romper esquemas estereotipados en la sociedad, abren las puertas a una forma de vivir compartiendo con el prójimo y crean espacios para hacer un mundo mejor.

IV. Voces de estudiantes y recién egresados de instituciones de las tres redes

En este Boletín especial abrimos un espacio para escuchar las voces de un grupo de jóvenes sobre aspectos de la encíclica Fratelli tutti que más llaman su atención, en particular sobre las iniciativas o medidas o actitudes que proponen o vislumbran para que se logre implantar la fraternidad en la sociedad actual, en la política, la economía, la educación, la internet o en las redes sociales.

Desde AUSJAL, gracias a la colaboración de su Secretariado y del Programa de Liderazgo Universitario Latinoamericano, se recibieron aportes de jóvenes del PLIUL y otros programas de formación ignaciana. Igualmente, desde la FLACSI, con el apoyo de su Secretariado, se obtuvieron aportes de participantes en el “Curso Arrupe” y el “Encuentro de Formación Integral” de Brasil. Y por intermediación del Líder de la Iniciativa de Juventudes de la FIFYA, llegaron aportes de participantes en la Red Generación 21+, Movimiento Huellas, Protagonismo Juvenil Organizado y La luz de las Niñas. Presentamos todos estos aportes agrupados por los aspectos principales que enfocan.

1.       El significado de la fraternidad-hermandad con sus implicaciones para la transformación social y de la vida en comunidad: Ania Galindo Trasfí, de la IBERO Torreón-México, “Fraternidad y Sororidad: Un sentido de comunidad”; Grecia Camacho Domínguez, de la IBERO Puebla-México, “Un horizonte comunitario integral. Sororidad, relaciones de alianza entre mujeres y ESyS”; Ana Castañeda Bravo, de la IBERO Torreón-México, “Proyecto de Hermandad”; José M. Vigil-Escalera, de la IBERO Puebla-México, “La fraternidad como horizonte de resistencia”; María José Orozco, del Instituto Lux, León-México “In Lak’Ech – Hala Ken” (Ser hombres y mujeres para y con los demás); Thamires Dos Santos, del Colégio Antônio Vieira, Bahia–Brasil, “Reconhecer-se”; Yeilin Lidueñas, de FyA Colombia, “La fraternidad y amistad social”.

2.     La educación en y para la fraternidad: Jean A. Salomé, de la UARM-Perú, “Pedagogía de la fraternidad: Una aproximación educativa al mensaje central de la encíclica Fratelli Tutti”; Martha Rodríguez Esquivel, de la IBERO Torreón-México, “Empezar por pedir perdón”; José Javier Capera, de la IBERO-Cd. De México, “Aprender desde el sentipensar de los pueblos”; Juliana Menezes, del Colégio Anchieta Porto Alegre – Brasil, “A educação e a individualidade”; Glendy Chivalan Zacarías, de FyA Guatemala, Algunas pistas para fomentar la fraternidad”; Yasmin Abrahão Raposo, del Colégio Anchieta Nova Friburgo-Brasil, “Fratelli tutti: os desafios humanistas atuais e o ser cristão” .

3.     Las redes sociales: Daniela Flores Sotelo, de la IBERO Torreón-México, “Construir o destruir en las redes”, Luis Chairez Galindo, de la IBERO Torreón-México, “Llenemos nuestra reserva mental de riquezas”.

4.    La economía: Cristina Montoya, de la UCA-El Salvador, “Economía y Fratelli tutti: ¿Qué hacer para lograr un mundo mejor?”; Ian Vaz Araujo, del Colégio Santo Inácio, Río – Brasil, “Renda Básica Universal: um olhar para o século XXI

5.       La política: Alejandro Gallardo, de la IBERO Puebla-México, “Sobre Fratelli Tutti”;

6.       La ética: Sofía Baizabal Pensado, de la IBERO Puebla-México, “La ética como resistencia colectiva”.

7.      Los migrantes: Álvaro Micocci, del Colegio de la Inmaculada Concepción-Argentina, “Migraciones forzadas: en busca de encender la fraternidad”,

8.     Reflexiones de vivencias: Julieta Rodríguez, de la IBERO Torreón-México, “Semillas haciendo lo mejor que podemos para florecer”; Mariana Ruback, del Colégio Antônio Vieira, Bahia-Brasil, “Laços”; Linda M. Alvarado, de FyA Guatemala, “La fraternidad me mueve. Y a ti ¿qué te mueve?”; Laura Antunes Bono, del Colégio Loyola, Belo Horizonte-Brasil, “Um pedido em oração às pessoas em boa vontade”; Saralin Pérez, de FyA Guatemala, “Amar… esa es la clave”; Lizbeth Núñez Rodríguez, de FyA Ecuador, “Todos somos uno con los demás”; Andrea Mercado Torres, de FyA Colombia, “Lo ‘no complicado’ de cambiar el mundo           

V.  Otras voces

Finalizamos este boletín, como es costumbre, con una selección de artículos de análisis de otros autores, publicados en distintos medios, sobre los llamados de Francisco desde el Pacto Educativo Global y la encíclica Fratelli tutti, para los interesados en ampliar visiones sobre el tema.

1.       Emergencia educativa, emergencia relacional. A propósito del instrumentum laboris del pacto educativo global”, de José Laguna.

2.       La fraternidad como pedagogía del misterio”, de Juan García Gutiérrez.   

3.        Fratelli tutti: Todos Hermanos. La fraternidad y la amistad social para construir un mundo mejor”, de Isabel Piro                                                              

4.       Fratelli tutti: Recuperar la fraternidad en un mundo quebrado”, de Rafael Luciani.             

5.       Fratelli Tutti: fraternidad o fratricidio, esa es la cuestión”, de José Laguna.

6.       Ecos escolapios de la encíclica Fratelli Tutti”, de Otilio Herrera Ruiz, Sch.  

7.       Fratelli tutti y la educación”, de Ricardo Orellana.

8.       Fratelli tutti: meditaciones desde América Latina y El Caribe” (versión en portugués), del CELAM - Consejo Episcopal Latinoamericano.

9.       Grandes temas en las encíclicas Fratelli tutti y Laudato si', las Preferencias Apostólicas Universales de la Compañía y los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, de José Alejandro Aguilar S.J.  

*****

La colección de boletines publicados se encuentra en este link. Si no está suscrito puede hacerlo registrando sus datos aquí. Se agradece el envío de aportes para publicación al correo pedagogiaignaciana@cpalsj.org
01/04/2021 - Maritza Barrios