Centro Virtual de Pedagogía Ignaciana

Propuestas para inspirar y dinamizar
procesos educativos transformadores

 
Colegios muy diferentes, adaptados a su entorno
Existen en el mundo unas 850 escuelas secundarias jesuíticas; sobrepasan las 2.000 si se toman también en consideración las escuelas del movimiento Fe y Alegría y las del Servicio Jesuita a los Refugiados (JRS).

Colegios muy diferentes, adaptados a su entorno

Existen en el mundo unas 850 escuelas secundarias jesuíticas; sobrepasan las 2.000 si se toman también en consideración las escuelas del movimiento Fe y Alegría y las del Servicio Jesuita a los Refugiados (JRS). No es de extrañar, por tanto, que las visitas del Padre General a las Provincias le lleven con frecuencia a visitar colegios. Así ocurrió una vez más cuando visitó una parte de la Provincia de África Central. Los días 29 y 30 de abril tuvo la ocasión de tomar contacto con los colegios Kubama en Kisantu, Bonsami, en un barrio popular en las afueras de Kinshasa, y Boboto, una institución con una larga tradición jesuítica en el corazón de Kinshasa.

Durante el encuentro con los 450 alumnos del colegio Kisantu, de los que 125 son internos, hubo ocasión de hacer énfasis en el lema de la visita del Padre Sosa a África Central: “Con los jóvenes, para la salvaguardia de nuestra casa común”. En su discurso de bienvenida al Padre General, el Rector, el P. Jean-Pierre Luzolo dijo: “Haremos todo lo que esté en nuestras manos para llevar a cabo la misión de la Compañía de Jesús. Por ejemplo, trataremos de seguir inculcando en la conciencia de nuestros estudiantes y del personal que colabora con nosotros, la obligación sagrada de proteger nuestro planeta, este maravilloso regalo que Dios nos ha hecho. Cada día, nos aseguraremos de que nuestro medio ambiente siga manteniéndose limpio y, cada año seguiremos plantando árboles, con objeto de que nuestro planeta continúe siendo un lugar habitable para los hombres. Trataremos de moldear la conciencia de estos jóvenes para que no cejen en la búsqueda de lo que pueda contribuir a proteger la casa común, para que nuestro precioso mundo pueda seguir estando a disposición de las futuras generaciones.”

En su propia alocución, el P. Arturo Sosa dijo: “Estimados alumnos, (...) Deseo que todos estén satisfechos y a la vez preocupados por vuestra propia formación, buscando siempre la excelencia. La excelencia en el trabajo académico os permitirá adquirir las habilidades, los conocimientos prácticos y las capacidades que resultan imprescindibles para adaptarse e integrarse armoniosamente en la vida, con éxito, determinación y creatividad. Os estáis convirtiendo en mensajeros de esperanza para la juventud congoleña y africana. Como Compañía de Jesús, queremos acompañarles en la creación de un futuro que se ofrezca lleno de esperanza a vosotros y a las futuras generaciones.”

Colegio Bonsomi [“Libertad”, en lingala]

Situado en un barrio popular de Kinshasa, el colegio Bonsomi acoge a 1.400 estudiantes, que provienen principalmente de los barrios populares de la ciudad. Fue fundado a finales de los años ’60, como respuesta a la convocatoria a estar cerca de las poblaciones pobres que hizo a sus hermanos el entonces General de los jesuitas, P. Pedro Arrupe. Cuenta con una impresionante infraestructura cultural y deportiva que pone a disposición de la población circundante. El programa de actividades paraescolares está muy desarrollado.

La visita del Padre General fue una celebración festiva (como se puede apreciar en las fotos). Además de pronunciar los discursos requeridos por la ocasión, el P. General pudo visitar los talleres de arte, una propuesta de la red de Fe y Alegría de la que forma parte la escuela. Frente a la foto del P. Velaz, fundador de Fe y Alegría, tuvo la oportunidad de subrayar cómo él mismo era venezolano a la vez que orgulloso admirador de esta red educativa. Un grupo de estudiantes llevó a cabo danzas tradicionales africanas, lo que dio a la reunión un carácter específico y alegre.

Colegio Boboto [“La paz interior”, en lingala]

El P. Arturo Sosa también visitó el Colegio de Boboto, probablemente la institución jesuita más famosa de la RDC. Situado en la parte más burguesa de Kinshasa, lleva siendo cauce de la tradición educativa de los jesuitas desde el año 1937, Ahora cuenta con casi 4.000 alumnos que van desde el jardín de infancia hasta el final de la escuela secundaria. A lo largo de la visita hubo ocasión de hacer llegar con énfasis al Padre General la alta consideración de la que goza en el colegio la colaboración con el personal y con los padres, de unas formas u otras involucrados en su marcha. En el Centro Cultural, vinculado a la escuela, dotado de una sala de espectáculos, el P. Sosa tuvo ocasión de reunirse con un gran grupo de personas vinculadas de formas diversas a los apostolados y a la misión de la Compañía de Jesús en la región de Kinshasa: padres de alumnos, miembros de los grupos que comparten la espiritualidad ignaciana, compañeros en diferentes obras de la misión (ver fotos).

También pudo visitar la galería de arte contemporáneo africano del centro cultural.

 Fuente: Curia General

Fuente: Curia General Jesuita en Roma

08/07/2019 - Maritza Barrios